Hace unos días, el fabricante de automóviles de lujo McLaren presentó su último diseño. Un superdeportivo híbrido de alto rendimiento, el McLaren Artura. Diseñado para combinar tecnología 3D, diseño y un rendimiento sin igual, el automóvil híbrido es un compendio de innovación donde la fabricación aditiva juega un papel fundamenta. La compañía británica afirma haber utilizado la impresión 3D de metal para diseñar los núcleos del bloque del motor y la culata. Un método que permitiría la mejor refrigeración del motor y, por tanto, un mejor rendimiento.