Investigadores de la Escuela de Ingeniería de Viterbi, en la Universidad del Sur de California han creado un método novedoso para reducir el desperdicio de material y, en consecuencia, el coste de la impresión 3D utilizando la tecnología FDM.