Ubicado en Nanjing, China, este proyecto de pabellón impreso en 3D está considerado como el más grande creado hasta la fecha. La estructura se ha desarrollado en el parque de atracciones Happy Valley de Nanjing, el cual abrió sus puertas oficialmente a mediados de noviembre del año pasado 2020, después de 6 meses de observación debido a la crisis sanitaria.