Seducidas por las ventajas que ofrece la tecnología 3D, muchas empresas del sector del automóvil optan por integrar la fabricación aditiva. Bugatti, Porsche, Chevrolet y muchos otros grandes nombres también están iniciándose en el uso de las tecnologías 4.0.